MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

DESDE SOMIEDO..

     Os deseamos a todos unas Navidades tan dulces como el tronco de bizcocho de chocolate y crema de castañas de la foto (decorado con nuestras frambuesas y hojas de chocolate hechas con las hojas de nuestros robles), o las casadiellas de siempre; familia, amigos, y  todos los clientes que un año más habéis optado por conocer o por volver a descansar en este paraíso que nos rodea, muchas gracias a todos por habernos elegido.

MERRY CHRISTMAS







    A los que todavía no habéis venido, con estas fotos, hechas en otoño e invierno, del maravilloso entorno que nos rodea y en el sentido de las agujas del reloj, de Norte a Noroeste, os invitamos e incitamos a hacerlo, pues Somiedo y  en cualquier estación, o a cualquier hora del día o al atardecer, os deparará gratas sorpresas. Aquí estaremos encantados de mostraros múltiples y exclusivos atractivos que descubrir...

      Dejaros atrapar y seducir por la naturaleza en estado puro, por la paz que el paisaje transmite, por los colores, por los sonidos de la naturaleza, por los aromas boscosos, por las brumas y nieblas matinales y por los cálidos y soleados días, por los mágicos amaneceres y atardeceres del verano cuando el cielo se tiñe de rojo, por los tranquilos y silenciosos días otoñales, por el valor de las pequeñas cosas y de la vida sencilla en el campo, por la  desconexión del mundo y la conexión con la naturaleza, por la vida lenta, por los murmullos de ríos y fuentes, por el silbido del viento, por las caricias de la suave brisa en la piel, o la de las frescas noches  de luna llena iluminando los valles, por la compañía, y por el momento perfecto...



























jueves, 2 de noviembre de 2017

TODA LA BELLEZA QUE EN OTOÑO PROVOCA UN CEREZO

   Dedicado a quien lo plantó: mi abuelo materno, AURELIO ÁLVAREZ ÁLVAREZ, LÓPEZ Y FLÓREZ; a él le gustaba así, con los 4 apellidos.

   Miles de hojas de hermosos tonos ocres y dorados vuelan estos días (como cada otoño) alrededor del cerezo que les dio vida, buscando su lugar en el suelo.., en la escalera de traviesas que hay a sus pies; sobre la gigante piedra-solarium, sobre el muro que separa el prado, de la Iglesia de San Miguel.., llegando a posarse en las escaleras del campanario. Están por todas partes..
   Todos los cerezos que podemos ver hoy repartidos en el entorno de la casa y salpicando el hayedo, proceden de este cerezo centenario que plantó mi abuelo, y de todas las cerezas que dio a lo largo de estos años; gracias a la colaboración de los pájaros que han contribuído a dispersar las semillas, hoy podemos gozar de estas bellas imágenes repartidas por todo el valle. Son claramente visibles en Primavera (pues su floración precede a los primeros brotes verdes de las hayas) cuando cientos de motas blancas salpican el hayedo.
   Cada hoja, simboliza cada gota de sudor de las manos que le plantaron en ese preciso lugar; al borde del muro para que sus raíces no ocupasen mucho prado (crecen en tres direcciones ocupando las 3/4 partes de una circunferencia)  buscando agua y alimento. A pesar de ello, es un cerezo de señorial porte, y, sagrado.


Gracias querido ABUELO por dejarme tantos y tantos recuerdos.
















                                  https://www.youtube.com/watch?v=Zi8vJ_lMxQI
                               

domingo, 10 de septiembre de 2017

OTOÑO Y BERREA DE LOS CIERVOS






   Como cada Otoño, la naturaleza nos regala tres grandes espectáculos que hacen de Somiedo  un gran atractivo para todos los visitantes.
   Al colorido e inigualable belleza de nuestros hayedos se suman los campos llenos de setas (2.300 variedades catalogadas actualmente) y, la berrea de los ciervos.









    En Apartamentos Rurales Buenamadre invitamos a todos a venir a disfrutar de este espectáculo con la siguiente oferta:



lunes, 31 de julio de 2017

La BUENA MADRE, Doña Inés de Miranda

   Doña Inés de Miranda (hija de doña Brígida de Quiñones y Prado (de la Casa de Luna) la cual era  hija de los Quiñones de Mayorga de Campos, y de Álvaro Flórez de Miranda (nacido en la segunda mitad del siglo XV); nieta por parte materna de Gonzalo de Quiñones y de Eulalia de Prado, y, por parte paterna de   Rodrigo Flórez y doña Mencía de Quirós y Miranda, la cual descendía de Martín Vázquez de Quirós y de doña Inés de Miranda Ponce de León, señora de la Casa de Miranda), tiene 3 hijos con don Alonso López de Tineo, de Obona:

  • Catalina de Prado, casada con Diego Menéndez Alfonso, de Cibea, Cangas de Narcea.

  • Baltasar Flórez, casado con  María Arias de Rabanal y Bernaldo de Quirós, los cuales viven en la casa de Pola de Somiedo. De ellos descienden Álvaro Flórez de Quiñones, e Isabel Flórez, casada con Fernando de Estrada, y padres de Álvaro Flórez Estrada.
Casa de Robledo, habitada hasta 1.851. Es visible al aumento de la vivienda, adaptándola a la pendiente del terreno, con los huecos abiertos al Sur, y el horno del pan en la fachada Norte.

   Fuende de Robledo, construída delante de la casa, recogiendo el agua que bajaba de Urria, la cual discurría prado abajo alimentando el molino que había en medio del mismo. Se dice que todas las fincas existentes entre los puentes de La Llera y el de San Miguel, pertenecían a la casa de Robledo. En las proximidades del segundo puente estuvieron el Monasterio y la Iglesia Parroquial de San Miguel. A dicha parroquia pertenecían, La Pola, San Pedro, Urria, Valle de Lago y El Coto, siendo la parroquia más rica de  Somiedo. La Iglesia fue traslada a su actual ubicación en la  Llera, en el siglo XVII.

  • Gaspar de Miranda, casado con Inés García, los cuales viven en la casa de Robledo, en El Coto. De ellos desciende Lázaro Flórez, esposo de Isabel Álvarez Cienfuegos, los cuales en 1.851 compran la casa de La Llera a las  hermanas Argüelles Miranda. Según consta en la escritura, era la mejor casa del pueblo y la de mejor cimentación. Aún es visible la evolución de dicha casa (con los restos  de dos hornos de pan en las paredes), así como la ampliacion de la misma hacia el Sur, dejando en el interior los pies derechos, travesaño y cargadero de la que había sido la puerta de entrada. Hereda ambas casas, la de Robledo y la de La Llera, su hija Antonia Flórez Cienfuegos, madre de Maria Antonia Álvarez Flórez y abuela de Aurelio Álvarez Álvarez López y Flórez.

   Doña Inés de Miranda ocupó el cargo de Abadesa (siendo madre soltera y "doblemente madre") en el Monasterio de Gúa donde crió a sus hijos. Tras arrastrar una vida lánguida y decadente, según dicen los libros, el Monasterio fue clausurado y trasladado a Vega de Espinareda, en León. Doña Inés fue compensada generosamente con las propiedades que el Monasterio tenía en El Coto de la Buena Madre. A ella le debemos el nombre más bonito.

viernes, 23 de junio de 2017

ROCAS Y MINERALES DE SOMIEDO: TOBA

   

   El agua de lluvia, poco mineralizada y pobre en dióxido de carbonotras atravesar el suelo y sufrir diferentes procesos, aflora de nuevo en fuentes, ríos, o cascadas con una composición diferente. Al salir del subsuelo se desgasifica y precipita el carbonato cálcico, el cual en forma de cristales se deposita en los diferentes vegetales: musgos,  hojas, helechos, ramas, etc. Con la superposición de diferentes capas, se forma la Toba.
   Cuando la materia vegetal muere y desaparece, quedan esas oquedades que le dan a la Toba su aspecto cavernoso.
                                                    (Resumido de forma muy breve y sencilla)

Se forma también en zonas de Levante y en Baleares.


Fotografía realizada por Juan Carlos Arias






   Es muy abundante aquí y se ve fácilmente en zonas en las que mana el agua continuamente como en el entorno de La Malva,  en todos los arroyos que hay bajo las peñas de Urria, y muchas más...

   Tanto en Urria como en El Coto se utilizó tradicionalmente en la construcción, pues se cortaba y manejaba con facilidad. 


Aunque su porosidad pueda hacer parecer lo contrario, ni filtra el agua, ni entran bichillos a través de ella.


  Así es posible ver grandes piezas de hasta casi un metro de largo en los sillares de las esquinas, como algunos que  conservo aquí en mi casa.






O formando paredes enteras como en las fotos siguientes, en Urria.

  Es llamativa y digna de estudio la construcción, pues no se corresponden en absoluto las magníficas columnas de piedra que sustentan ese pequeño espacio, ni las  piezas de sillería que apoyadas en esa gran solera rodean a la pequeña y coqueta ventana de la fachada, con las sencillas tobas (bien cortadas y colocadas, sí) y con el entramado central de avellano, tan frecuente en épocas de escasez de materiales y de medios. Igualmente, el alero de la fachada no tiene continuidad en ese vano singular, lo que hace pensar que inicialmente haya sido un corredor abierto al sol, y  cerrado y techado con posterioridad. Creo que ese cerramiento ha sido realizado en dos etapas diferentes: primero los laterales y después la parte central; es la explicación que encuentro a la colocación de los sillares de la esquina visible, pues siempre los colocaban en las dos paredes, alternando un largo a cada pared (como se puede ver en la esquina de mi casa, realizada en los años 50; arriba, en la foto principal del blog, ); de ese modo, la esquina sujeta ambas fachadas siempre. Al mirar la fachada frontal de toba, se ve claramente que todos los sillarejos están separados de la esquina en la que deberían entrelazarse (en la segunda foto)






   Ésta es una de tantas edificaciones singulares en Somiedo, merecedoras todas ellas de un riguroso trabajo de estudio, catalogación y protección. Desde las brañas de chozos a las de teito, las casas de los pueblos vaqueiros, y todas las construcciones auxiliares como hornos, molinos, caleiros, fuentes, etc., o las casonas palaciegas..

Horno a dos alturas, algo infrecuente. Me gustaría verlo por dentro, pues no acierto a imaginarlo. ¿La parte inferior es hueca y se utiliza solamente la superior a la altura de la vivienda? o, ¿el horno está abajo al nivel de la cuadra? En ese caso, la parte superior ¿qué sentido tiene?

Casas adaptadas a la pendiente del terreno, con la cuadra en la planta baja y la vivienda con acceso a través de una escalera exterior, en la planta superior. Son de estilo vaqueiro.



Somiedo enamora más cada día:

https://www.youtube.com/watch?v=8BTCP9bF_nQ&list=RDMMUbxb1u3izeM&index=27

domingo, 7 de mayo de 2017

JORNADAS NTERNACIONALES

   Del 3 al 10 de junio, de nuevo se celebrarán en Somiedo las Jornadas Internacionales de Estudio de los Ascomycota. Este encuentro da continuidad a los celebrados en (Mellasco) Francia, Luxemburgo, y Somiedo en 2013. Durante esa semana,  expertos profesionales mundiales, y micólogos aficionados, llegados de lugares tan distantes como Canadá o Tailandia, tendrán la oportunidad de conocer esta maravillosa y generosa tierra, y de investigar, estudiar, y descubrir con toda probabilidad hongos nuevos, para añadir a esa ya larga lista de más de 2.000 encontrados en Somiedo. Éste es el Parque más investigado a nivel nacional, teniendo hongos exclusivos de la península y algunos a nivel mundial, lo que contribuye al alto interés generado para asistir a Somiedo.

Coprinopsis tuberosa. 

Gymnosporangium clavariiforme

Pseudoplectania ephisphagnum, al lado de Drosera rotundifolia (planta carnívora)




                             Las fotografías de hongos son de Pedro Zapico.


   La Sociedad Micológoca de Somiedo, organizadora de esta importante actividad, trabaja incansablemente para conseguir que estas segundas jornadas internacionales, únicas en España, sean un éxito de nuevo, y además de su gran contribución científica, todos se vayan con la mejor imagen y el mejor recuerdo de su estancia en Somiedo.



   Las últimas nieves caídas, las lluvias tormentosas de estos días y las altas temperaturas, crean las condiciones idóneas para que Somiedo se llene de esta diminuta y bellísima vida, imperceptible a la gran mayoría, pero de gran valor para la continuidad del trabajo del equipo de investigadores que desde hace 22 años trabajan en Somiedo de forma incansable y altruista. Gracias a todos.



sábado, 11 de marzo de 2017

EL MAR EN SOMIEDO. FÓSILES


   Los restos fosilizados que se pueden encontrar caminando por Somiedo son realmente impresionantes. No se hallan únicamente en Los Bígaros o Peña Orníz, nuestras grandes cumbres, pues los tres de las fotos están mucho más abajo.

   El primero lo encontré a unos mil doscientos metros de altitud;  la roca de hierro tiene un tamaño impresionante y, como se puede ver, está saturada de fósiles.

   El segundo está como a unos seiscientos metros de altitud, y es otra hermosísima roca plagada de formas.

El tercero, lo tengo en la pared de la casa; ya estaba en la casa antigua, en la parte más vieja de la edificación,  la que tengo documentada en el siglo XVIII. Desconozco su procedencia. Al encontrarlo entre las ruinas de la casa, y aunque se había roto la parte de la cola del reptil, quise conservarlo visible por lo que ahora está en la fachada.


   Lo único necesario para verlos cuando se camina por cualquier lugar es: llevar los ojos abiertos a la naturaleza. Caminar empapándose de cuanto nos rodea. Disfrutar viendo cada pequeño detalle de vida, aunque esta esté ya fosilizada.







domingo, 15 de enero de 2017

EL AGUA, EL TESORO DE LOS LAGOS DE SOMIEDO. Parte I

   
Lago Calabazosa; el más profundo de la Cordillera Cantábrica. Alcanza 60 metros de profundidad


   Hace ahora 100 años, los 4 grandes lagos glaciares de Somiedo ya habían sido recrecidos para aumentar su caudal y conseguir así generar energía eléctrica en la Central de La Malva. Hasta ese momento, todos eran ligeramente inferiores, especialmente el de El Valle, pues llegaba a la isla que está situada  casi en su parte central.
   Las personas que tuvieron esa gran visión de futuro y vieron el enorme potencial del agua..,  quienes pusieron en marcha toda la infraestructura, y la mayoría de los más de  40 empleados que trabajaron para Saltos de Agua de Somiedo, la empresa que tanto generó a este municipio, hoy caen en el olvido al que todo parece abocado..




   Lago la Cueva o la Mina, nombre con el que se le conoce por la proximidad de la mina de hierro Santa Rita (a la que inundó) hoy clausurada, aunque el mineral sigue siendo visible en la zona.

Lago del Valle, el mayor de la Cordillera Cantábrica



Arroyo Sousas

   Excepto Cerveríz que desagua de forma natural en la pradera de  Saliencia, los otros tres lagos tienen el agua canalizada desde sus muros. Desde ellos, al igual que desde el arroyo de Sousas, el agua es conducida  a través de las montañas por unas tuberías en las que hace poco tiempo los operarios de una empresa de mantenimiento se desplazaban agachados y sobre mono patines para proceder a su limpieza...Lo que habrán trabajado tantos y tantos hombres, entre ellos mi querido abuelo Aurelio, para hacer esa obra faraónica, cuando no había ni carretera a Somiedo, menos aún a los lagos y a los montes en los que trabajaron.
   Curiosamente, en esa primera etapa y a pesar de las nulas medidas de seguridad, no hubo que lamentar accidentes graves. Cuesta creerlo viendo las fotos de los andamiajes de madera y los hombres trabajando en madreñas..


Laguna del Valle

   La laguna se construyó para mantener un ritmo de llegada constante de el preciado líquido a la central. Desde ella, el agua de nuevo va canalizada en gigastescas tuberías por encima de Urria y de la Pola durante 6 km hasta el Gurugú. Es ahí, en esos últimos tramos, donde el canal a veces está abierto, siendo posible ver truchas en él. 






Pasear por él, y dejar la imaginación volar..,  es un verdadero lujo.






Tramo final del canal visible. A partir de ahí, el agua se adentra en el Gurugú

    Tras desaparecer en el interior de las peñas, de nuevo se mantiene el nivel en una especie de lago subterráneo hecho posteriormente, desde el cual el agua cae casi 600 metros hasta la central.

LA MALVA, segunda casa de mi abuelo.

   Tras generar  energía, desagua al embalse que hay en el río Somiedo, entre la central y la carretera, el cual se une a través del túnel de nivelación al agua embalsada del río Saliencia;  desde ahí de nuevo es conducida a la siguiente central: la Riera. Y desde ella a Selviella,y posteriormente a Las Lleras, ya en Belmonte..., para terminar toda en San Esteban de Pravia. Largo recorrido..

Foto copiada de facebook

Curiosamente, a pocos metros de la desembocadura del Nalón en el Cantábrico, otra mina, esta de carbón, Arnao, fue anegada por las aguas, al igual que la de Somiedo, a la que se filtró el agua del lago de La Cueva. La naturaleza.., y nuestra revoltosa agua..


...