MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

viernes, 23 de junio de 2017

ROCAS Y MINERALES DE SOMIEDO: TOBA

   

   El agua de lluvia, poco mineralizada y pobre en dióxido de carbonotras atravesar el suelo y sufrir diferentes procesos, aflora de nuevo en fuentes, ríos, o cascadas con una composición diferente. Al salir del subsuelo se desgasifica y precipita el carbonato cálcico, el cual en forma de cristales se deposita en los diferentes vegetales: musgos,  hojas, helechos, ramas, etc. Con la superposición de diferentes capas, se forma la Toba.
   Cuando la materia vegetal muere y desaparece, quedan esas oquedades que le dan a la Toba su aspecto cavernoso.
                                                    (Resumido de forma muy breve y sencilla)

Se forma también en zonas de Levante y en Baleares.


Fotografía realizada por Juan Carlos Arias






   Es muy abundante aquí y se ve fácilmente en zonas en las que mana el agua continuamente como en el entorno de La Malva,  en todos los arroyos que hay bajo las peñas de Urria, y muchas más...

   Tanto en Urria como en El Coto se utilizó tradicionalmente en la construcción, pues se cortaba y manejaba con facilidad. 


Aunque su porosidad pueda hacer parecer lo contrario, ni filtra el agua, ni entran bichillos a través de ella.


  Así es posible ver grandes piezas de hasta casi un metro de largo en los sillares de las esquinas, como algunos que  conservo aquí en mi casa.






O formando paredes enteras como en las fotos siguientes, en Urria.

  Es llamativa y digna de estudio la construcción, pues no se corresponden en absoluto las magníficas columnas de piedra que sustentan ese pequeño espacio, ni las  piezas de sillería que apoyadas en esa gran solera rodean a la pequeña y coqueta ventana de la fachada, con las sencillas tobas (bien cortadas y colocadas, sí) y con el entramado central de avellano, tan frecuente en épocas de escasez de materiales y de medios. Igualmente, el alero de la fachada no tiene continuidad en ese vano singular, lo que hace pensar que inicialmente haya sido un corredor abierto al sol, y  cerrado y techado con posterioridad. Creo que ese cerramiento ha sido realizado en dos etapas diferentes: primero los laterales y después la parte central; es la explicación que encuentro a la colocación de los sillares de la esquina visible, pues siempre los colocaban en las dos paredes, alternando un largo a cada pared (como se puede ver en la esquina de mi casa, realizada en los años 50; arriba, en la foto principal del blog, ); de ese modo, la esquina sujeta ambas fachadas siempre. Al mirar la fachada frontal de toba, se ve claramente que todos los sillarejos están separados de la esquina en la que deberían entrelazarse (en la segunda foto)






   Ésta es una de tantas edificaciones singulares en Somiedo, merecedoras todas ellas de un riguroso trabajo de estudio, catalogación y protección. Desde las brañas de chozos a las de teito, las casas de los pueblos vaqueiros, y todas las construcciones auxiliares como hornos, molinos, caleiros, fuentes, etc., o las casonas palaciegas..

Horno a dos alturas, algo infrecuente. Me gustaría verlo por dentro, pues no acierto a imaginarlo. ¿La parte inferior es hueca y se utiliza solamente la superior a la altura de la vivienda? o, ¿el horno está abajo al nivel de la cuadra? En ese caso, la parte superior ¿qué sentido tiene?

Casas adaptadas a la pendiente del terreno, con la cuadra en la planta baja y la vivienda con acceso a través de una escalera exterior, en la planta superior. Son de estilo vaqueiro.



Somiedo enamora más cada día:

https://www.youtube.com/watch?v=8BTCP9bF_nQ&list=RDMMUbxb1u3izeM&index=27

No hay comentarios: