MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

sábado, 11 de marzo de 2017

EL MAR EN SOMIEDO. FÓSILES


   Los restos fosilizados que se pueden encontrar caminando por Somiedo son realmente impresionantes. No se hallan únicamente en Los Bígaros o Peña Orníz, nuestras grandes cumbres, pues los tres de las fotos están mucho más abajo.

   El primero lo encontré a unos mil doscientos metros de altitud;  la roca de hierro tiene un tamaño impresionante y, como se puede ver, está saturada de fósiles.

   El segundo está como a unos seiscientos metros de altitud, y es otra hermosísima roca plagada de formas.

El tercero, lo tengo en la pared de la casa; ya estaba en la casa antigua, en la parte más vieja de la edificación,  la que tengo documentada en el siglo XVIII. Desconozco su procedencia. Al encontrarlo entre las ruinas de la casa, y aunque se había roto la parte de la cola del reptil, quise conservarlo visible por lo que ahora está en la fachada.


   Lo único necesario para verlos cuando se camina por cualquier lugar es: llevar los ojos abiertos a la naturaleza. Caminar empapándose de cuanto nos rodea. Disfrutar viendo cada pequeño detalle de vida, aunque esta esté ya fosilizada.







No hay comentarios: