MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

sábado, 15 de octubre de 2016

MUJERES RURALES




   Dedicado a todas: A las que nos precedieron, en primer lugar, y a las que POR VOLUNTAD PROPIA,  siguen siendo MUJERES RURALES.


   Lejos de lamentar o reivindicar algo en este día, escribo para: 
- Agradecer el impagable esfuerzo, generosidad y tesón de todas las mujeres que nos precedieron.
- Para celebrar que existan mujeres rurales, y,
-  para mostrar la necesidad de esa existencia, pues ellas son el primer y vital eslabón en la cadena alimentaria. De ellas, además de la alimentación y/o supervivencia de sus propias familias, depende, en gran medida, la de muchas otras personas. Es más, si el reparto y la distribución de alimentos fuese justo y equitativo, nadie pasaría hambre en el mundo, pues la producción es suficiente para alimentar a todos. Consecuentemente, algo muy importante debemos modificar, pues, si lamentable es que miles de personas pasen hambre, más aún lo es que  suceda debido a la codicia y a intereses particulares y comerciales.






   El camino para la mujer rural, nunca está exento de espinas. De cada una, de su tesón, instinto, perseverancia y sueños, depende su propio recorrido. El gran poder de las personas está en la mente, aunque muchas veces no somos conscientes de ello.
   Se dice que la inteligencia se hereda de las madres, como también se dice que la gran fuerza masculina para poder triunfar, es la sexual transmutada...Al margen de todo tipo de opiniones, está claro que la mujer rural es dueña de una gran fuerza física y mental. Capaz de hacer todo tipo de trabajos, dentro y fuera de la casa, a la vez que se ocupa del bienestar de la familia (razón por la que muchas de ellas abandonaron su casa, su pueblo y sus raíces, en busca de un futuro prometedor para sus hijos), de la educación de sus hijos, y de la atención de todos, olvidándose a veces de ellas mismas y de su propia felicidad. TODO CORAZÓN. ¿Quién no recuerda esas manos ásperas, agrietadas, surcadas de cicatrices y arrugas, que de niños nos reconfortaban y daban tanto, incluso a pesar de su cansancio ? ¿Quién no recuerda esa mirada tierna cada noche, llena de cariño, a pesar de todas las carencias habidas y por haber? ¿Quién puede olvidar todas las gratas sensaciones de la infancia, vividas y generadas por esas mujeres  (madres ,   abuelas, o hermanas) generosas en tiempo, dedicación  y sentimientos?


                           https://www.youtube.com/watch?v=39DNaNAMKAU

   Algo tendrá que ver la tierra que nos sostiene, alimenta y ve crecer. Vivir en el campo, sin prisas, sin horarios estrictos, sin estrés ni contaminación, rodeadas de naturaleza, respirando aire puro, alimentándose de forma natural y sana, haciendo ejercicio y vida sanas, es, realmente algo impagable, y algo que deberían valorar todas: las que están en el campo y se quejan, y las que viven en las ciudades y desconocen este mundo.
   Afortunadamente, hoy en casi todos los lugares rurales de nuestra geografía se goza de los servicios básicos, y la gran ventaja del mundo rural, es que uno es dueño de lo más valioso: SU TIEMPO.



No hay comentarios: