MI PARAÍSO...

MI PARAÍSO...
Es ese lugar para soñar...al atardecer, viendo las puesta de sol en las largas y cálidas tardes de verano, a la sombra de la parra, degustando lo que cada uno quiera. Relajados sobre una mullida manta extendida sobre la yerba. En las cómodas tumbonas y hamaca, a la luz de las velas, con buena música, o escuchando el silencio, o los sonidos de la naturaleza. DISFRUTANDO.

domingo, 1 de enero de 2017

FELIZ AÑO NUEVO





http://oleosyartes.blogspot.com.es/search/label/P%C3%81JAROS


   Ellos, mis queridos pájaros  (aquí inertes en el lienzo),  revoloteando y cantando cada día y ajenos a todas las inclemencias, son un gran ejemplo a seguir: No importa que sea invierno o verano, ni que llueva, haya frío, viento, o sol y calor. Ellos, cada amanecer de cada nuevo día, se despiertan alegres y cantando, sin tan siquiera saber qué van a comer o dónde van a dormir la siguiente noche. Simplemente, despiertan, cantan, e izan el vuelo.



Únicamente necesitamos pararnos para ver y entender el comportamiento animal, y aplicar las lecciones que nos dan. Aunque no piensen..., o eso es lo que pensamos nosotros.

   Desde aquí, además de todos los buenos deseos que nos repetimos en estas fechas, invito a que los extendamos a lo largo de todo el año, cada día, cada minuto, y a cada instante... HAGAMOS UN POCO DE MAGIA:

   Que los buenos días, los hagamos buenos de verdad, y para todos. Y que las buenas noches, lo sean realmente y  todos descansemos con tranquilidad, y, con la mejor compañía. Que encontremos tiempo para dedicar a los demás, especialmente a esos que  sabemos que están ahí, pero que nunca encontramos ese momento para regalarles un instante de nuestro tiempo, que, en realidad, no es más valioso que el suyo, y ellos nos lo regalan alegre, generosa y continuamente. Que el trabajo y la rutina no nos absorban hasta anularnos y volvernos autómatas, pues hay otras muchas cosas interesantes que podemos vivir, y, el tiempo, es lo único que no regresa. Que transitemos por el nuevo año con calma, alegría y paz, y, con la satisfacción de haber recorrido o haber ayudado a otros a recorrer este viaje que es la VIDA, pues es todo cuanto nos vamos a llevar: la satisfacción de los buenos momentos vividos y de ayudar a los demás. El resto, se queda todo aquí. 

Buen viaje, aunque no salgamos de casa, en este 2017 que va a comenzar. Con el corazón, la mente y los ojos bien abiertos, a todo lo bonito, y las alas extendidas para volar.
Y sí, muchos besos, abrazos, cariño, ternura y pasión, en la coctelera, y, sobre todo, la mejor vitamina: muchas risas, aunque nos llenemos de arrugas, pues todo eso es VIVIR.  Y eso, es a lo que hemos venido.


Flauta de pan




video

No hay comentarios: